préstamos sin buró de crédito
crédidos sin nómina ni aval
asesor financiero

Aprende a utilizar las tarjetas sin riesgo

El uso de las tarjetas es muy frecuente, pero conlleva algunos riesgos de los que sus usuarios no siempre se dan cuenta. A continuación te presentaremos algunas de las situaciones problemáticas y te daremos recomendaciones y estrategias a seguir para proteger tu dinero.

Sacar dinero del cajero automático

Sacar dinero es algo que hacemos con tanta frecuencia que a penas nos damos cuenta de cómo lo hacemos. Las reglas básicas a seguir son muy simples: asegurarse que nadie está bastante cerca como para ver o hacer foto de nuestra tarjeta e introducir el número secreto de manera que nadie excepto nosotros lo pueda ver. Para proteger la información de la tarjeta es necesario tapar el teclado con una mano mientras la otra está introduciendo el número. Si cualquier persona está cerca, pídela que se aleje unos cuantos pasos y si se niega, utiliza otro cajero. Si notas cualquier cambio sospechoso en el cajero, como por ejemplo un teclado un poco diferente, no lo utilices y opta por algún otro.

Compras por internet

Las compras por internet también son muy frecuentes y en principio no representan graves riesgos si uno sabe cómo hacerlas. Antes de todo, hay que asegurarse que la página que visitamos es segura, es decir, que utiliza el protocolo https y no el básico http. La seguridad de la página está simbolizada al lado de la barra de búsquedas por un pequeño símbolo de candado. Además, hay que averiguar que el navegador está actualizado y que el ordenador está protegido por un programa antivirus.

En general se recomienda pagar por internet con una tarjeta de crédito en vez de la tarjeta de débito, porque éstas suelen tener mejor protección. Además, algunas tarjetas permiten activar una opción extra de seguridad, es decir un código o una contraseña que autorice cada compra.

Pagos sin contacto

La tecnología contacless, es decir sin contacto físico, es cada vez más presente en las transacciones. Normalmente se utiliza en compras de menor valor para no tener que introducir la tarjeta y el número PIN: basta con acercarla al dispositivo para realizar la compra. Por eso hay gente que tiene miedo que se les pueda cobrar dinero sin darse cuenta de ello, pero en realidad la tecnología no funciona así, solamente pasando acerca del dispositivo no se efectúa ninguna transacción, aunque los ciberdelicuentes probablemente ya desarollan maneras de cómo hacerlo. Una de las maneras de protección por lo tanto es la suma límite la cual se puede cobrar sin introducir el PIN. No obstante, los bancos tienen en cuenta los riesgos y desarollan sus propios mecanismos de protección cada vez más modernos.

Menú:



Artículos financieros:



Tipos de créditos: