préstamos sin buró de crédito
crédidos sin nómina ni aval
asesor financiero

¿Cómo elegir un número PIN o una contraseña seguros?

Hoy en día basta con recordar unos cuantos números y tener disponible un móvil y podemos acceder a nuestra cuenta bancaria, realizar pagos, sacar dinero o hacer otras operaciones financieras sin tener que pasar en persona por el banco. A veces, pero, no prestamos suficiente atención a todos aquellos números secretos de los que depende la seguridad de nuestras finanzas.

"0000" no es un número secreto

El número secreto más corriente es el PIN de cuatro cifras, es decir el Número de Identificación Personal (Personal Identification Number) con el cual tenemos acceso al móvil, a la tarjeta crédito o a la cuenta bancaria. Por eso es imprescindible elegir un número que no sea fácil de revelar y que nos asegure la máxima seguridad. No obstante, muchas personas siguen creyendo que pueda ser un número cualquiera y utilizan unos PINs fácilmente predecibles. Entre los más corrientes se encuentran las combinaciones tipo 1234, 0000, 1111 o 1212.

Combinaciones arbitrarias: imposibles de adivinar

De lo dicho está claro que entre los PINs más seguros se encuentran aquellos que combinan diferentes cifras de todo el teclado, como por ejemplo 7169, 8631, 9546 o 1286 etc. Estos números no siguen ninguna norma, no se repiten y están elegidos de manera totalmente arbitraria, por lo cual es casi imposible adivinarlos.

Buena contraseña: combinación de números y letras

Una categoría un poco distinta son las contraseñas, ya sean las para acceder a la cuenta bancaria o para cualquier otro tipo de cuenta. La longitud de la contraseña puede variar según las condiciones del o cual cuenta, pero las reglas básicas son generalmente válidas. Nunca es bueno elegir una palabra que tenga que ver algo con el usuario de la cuenta, sea un nombre, lugar de nacimiento, dirección etc. Mucho mejor es una combinación totalmente arbitraria de letras (mayúsculas y minúsculas si la configuración lo permite) y números, como por ejemplo S45hjgi89 o Pled458iU y similares.

Ojo con mensajes falsos

Ahora bien, tener un PIN o una contraseña segura es solo una mitad del proceso. Además de elegir una combinación más adecuada hay que asegurarse que somos los únicos que la conocen. Por lo tanto, no se recomienda guardar las contraseñas en el navegador, sobre todo si se trata de un equipo electrónico utilizado por otras personas. También hay que tener cuidado con los correos electrónicos o SMS que nos piden la contraseña, haciéndose pasar por noticias oficiales del banco, por ejemplo. Se trata de falsos correos que pueden ser muy peligrosos. Recuerda que tu banco nunca te pediría la contraseña de manera similar y a distancia.

Menú:



Artículos financieros:



Tipos de créditos: