préstamos sin buró de crédito
crédidos sin nómina ni aval
asesor financiero

Consejos para tu primera inversión

El mundo de las inversiones es complicado y atractivo al mismo tiempo. Sin embargo, si uno no sabe exactamente cómo funciona, su primera inversión se puede convertir en un fracaso rotundo. Para evitarlo, sigue los consejos que te ofrecemos en el siguiente artículo.

Lo más básico es considerar la cantidad adecuada para invertir. Si los ahorros alcanzan menores cantidades, lo más conveniente puede ser guardarlos en una cuenta de ahorros normal. Sin embargo, con mayores cantidades ya vale la pena pensar en invertirlos en fondos o acciones. En este caso se recomienda no invertir todo el capital: siempre deberías guardar una parte para emergencias y utilizar la otra para la inversión. Una parte del dinero debría estar guardada de manera conservadora: en inmuebles, cuentas de ahorros, etc. Solamente a partir de ello se recomienda utilizar el dinero restante para invertir, porque cualquier inversión conlleva un riesgo de perderlo todo. Hay que contar con ello.

Conocer los riesgos

Cada persona tiene un perfil determinado de riesgo. Básicamente se trata de determinar la cantidad que uno puede destinar en activos con riesgo. Para calcularlo, deberías responder a una serie de preguntas, como por ejemplo:

Determinando el perfil de riesgo podrás decidir mejor el tipo de inversión y la cantidad que puedes poner en riesgo.

Planificación y diversificación son claves

Como en cualquier otra actividad, en cuanto a las inversiones la planificación también es un paso imprescindible. Deberías partir del perfil de riesgo calculado, según el cual puedes decidir qué cantidad invertirás en activos con menor riesgo y menor rentabilidad al mismo tiempo, y qué cantidad puedes invertir en activos más arriesgados pero con una rentabilidad más alta.

Otro consejo tiene que ver con la estrategia: no deberías invertir todo el capital en un solo tipo de acciones o fondos. Lo mejor que puedes hacer es diversificarlo, es decir, poner una parte en un fondo más conservador y otra en una inversión que presenta más riesgos. Sin embargo, esto no significa invertir en una gran cantidad de empresas. Para comenzar puedes elegir un solo fondo, pero que diversifique sus operaciones, de manera que realices una inversión más diversificada.

El último consejo es lógico y quizás más importante: no inviertas en algo que no conoces y no dudes de aprovechar la ayuda de los expertos que te harán conocer los resgos y las oportuninades y así te harán más fácil la decisión.

Menú:



Artículos financieros:



Tipos de créditos: